El MWC apuesta por la IA para recuperar su máximo potencial

Comparte esta noticia:

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, que se celebra en la Fira de Gran Via con una asistencia prevista de 95.000 personas, un 8% más que el año pasado, promete ser una edición histórica con la inteligencia artificial (IA) generativa como uno de sus principales atractivos. Aunque las cifras de asistencia aún no alcanzan las de pre-pandemia, con 110.000 asistentes en 2019, el optimismo reina entre los organizadores y participantes. La mayoría de las grandes tecnológicas, excepto Apple, estarán presentes, incluidos gigantes como Google, Huawei, y Microsoft, entre otros.

Bajo el lema “Future First”, el MWC se presenta como una plataforma abierta a la innovación y a la colaboración entre diferentes sectores, reflejando el creciente interés de la GSMA por crear sinergias que trasciendan la industria móvil tradicional. El programa se organizará en torno a ejes como la tecnología 5G, la digitalización industrial y la humanización de la IA, demostrando el compromiso del evento con las tendencias emergentes y la transformación digital.

Samsung y Huawei, por su parte, anticipan novedades significativas en el ámbito de la IA con la presentación de dispositivos que prometen revolucionar la interacción digital, desde búsquedas integradas hasta traducciones en tiempo real y generación de imágenes a partir de texto. Xiaomi y Honor no se quedan atrás, con lanzamientos exclusivos y avances que evidencian la rápida evolución de la tecnología móvil.

Los ponentes de este año, entre los que se encuentran líderes de la industria y figuras destacadas como Michael Dell y Demis Hassabis, aportarán su visión sobre el futuro de la tecnología y su impacto en la sociedad. La presencia de celebridades como Pau Gasol subraya la relevancia cultural del evento, que no solo busca ser un punto de encuentro para profesionales sino también un espacio de inspiración y debate sobre el rol de la tecnología en el mundo actual.

A pesar de la evolución del MWC desde su primera edición en Barcelona en 2006, el evento sigue siendo un motor económico para la ciudad, con un impacto de 461 millones de euros el año pasado y la generación de miles de empleos temporales. La alta ocupación hotelera durante el congreso refleja la importancia del MWC como cita obligada para profesionales del sector, aunque las estancias sean más cortas en comparación con ediciones anteriores.

El MWC de este año no solo se perfila como un escaparate para las últimas innovaciones en IA y tecnología móvil, sino también como un foro para reflexionar sobre el futuro digital y la interconexión entre diferentes industrias, reafirmando su posición como uno de los eventos más influyentes en el calendario tecnológico global.

Para más información sobre este tema, visita Expansión.

.

.

.

Comparte esta noticia:
Scroll al inicio
Verificado por MonsterInsights