La alarma de las enfermeras estadounidenses ante la IA en la salud pública

Comparte esta noticia:
La alarma de las enfermeras estadounidenses ante la IA en la salud pública

El sindicato ‘Enfermeras Nacionales Unidas’ ha manifestado su preocupación por la implementación de la inteligencia artificial (IA) en los hospitales, destacando que estas tecnologías no deberían tomar decisiones críticas sin supervisión humana. Con el surgimiento de tecnologías avanzadas como ChatGPT y otros modelos de IA, que prometen revolucionar múltiples sectores, el ámbito sanitario no ha sido una excepción. Estas herramientas se han integrado en diversas aplicaciones médicas, desde el monitoreo de pacientes hasta diagnósticos automatizados.

Sin embargo, este avance tecnológico no ha sido bien recibido por todos. En Estados Unidos, numerosas enfermeras han expresado su inquietud ante la posibilidad de que la IA sustituya funciones esenciales que requieren un juicio humano sensible y experimentado. Argumentan que los algoritmos, a pesar de su eficiencia, carecen de la capacidad para captar señales vitales sutiles, como el color de piel o el olor del aliento de los pacientes, que son cruciales para diagnósticos y tratamientos efectivos.

La resistencia de las enfermeras no solo se fundamenta en la defensa de su rol profesional, sino también en la seguridad de los pacientes. Han reportado casos en los que la dependencia de la IA ha conducido a errores, como alertas defectuosas que podrían comprometer la atención al paciente. Además, el uso de la IA en tareas como la programación del personal y el mantenimiento de registros médicos ha generado preocupación sobre la deshumanización de la atención sanitaria.

Michelle Gutiérrez Vo, enfermera registrada y presidenta del sindicato CNA, ha subrayado la importancia de que los trabajadores de la salud participen en el desarrollo y la implementación de nuevas tecnologías para asegurar que se utilicen de manera ética y eficaz. Así, mientras la IA continúa evolucionando, la comunidad médica enfrenta el desafío de integrar estas herramientas sin comprometer el cuidado humano que es esencial en la medicina.

*** Texto elaborado a partir del artículo original publicado en El Confidencial***

Comparte esta noticia:
Scroll al inicio