Los trabajos que por ahora están a salvo y no pueden ser realizados por la inteligencia artificial

Comparte esta noticia:
Los trabajos que por ahora están a salvo y no pueden ser realizados por la inteligencia artificial

Los trabajos creativos y que requieren relaciones interpersonales profundas están protegidos por ahora

Los oficios que requieren movilidad y destreza son los más difíciles de automatizar

Desarrollar habilidades complementarias a la IA es clave para mantener los empleos

Desde el inicio de la revolución industrial, las máquinas han amenazado con reemplazar trabajos humanos. Ahora, con la inteligencia artificial, esta amenaza se está concretando. Sin embargo, ciertos trabajos están protegidos debido a habilidades humanas esenciales como la creatividad, las relaciones interpersonales y la destreza. La IA no puede reemplazar roles que requieren estas habilidades, ofreciendo seguridad a profesiones en ciencia, medicina y derecho.

La revolución industrial trajo consigo amenazas de que nuevas máquinas reemplazarían trabajos humanos. Ahora, con la IA, esta amenaza es más real que nunca. Aunque la automatización podría eliminar millones de empleos, todavía hay roles protegidos debido a habilidades humanas esenciales como la creatividad, las relaciones interpersonales y la destreza. Profesiones en ciencia, medicina y derecho están a salvo por ahora, al igual que oficios que requieren movilidad y destreza. Adaptarse y desarrollar habilidades complementarias a la IA será crucial para mantener empleos en el futuro.

Desde el comienzo de la revolución industrial, ha habido amenazas de que nuevas máquinas usurparían los empleos humanos. En su mayor parte, los humanos han prevalecido. Ahora, con la IA en el horizonte, la amenaza se está haciendo realidad. Un informe de 2023 de Goldman Sachs estimó que la IA podría realizar una cuarta parte del trabajo humano. En la UE y EE.UU., la automatización podría eliminar 300 millones de empleos. Sin embargo, aún hay tareas que la IA no puede realizar, como aquellas que requieren inteligencia emocional y pensamiento creativo.

Martin Ford, autor de “Rule of the Robots”, identifica tres categorías de trabajos que están relativamente protegidos. La primera son los trabajos genuinamente creativos, que generan nuevas ideas y construyen algo nuevo, como en la ciencia, medicina y derecho. La segunda categoría incluye trabajos que requieren relaciones interpersonales sofisticadas, como enfermeras y periodistas de investigación. La tercera categoría son trabajos que requieren movilidad, destreza y capacidad para resolver problemas en entornos impredecibles, como electricistas y plomeros.

Aunque estos trabajos están protegidos, no están totalmente exentos de la influencia de la IA. La mayoría de los empleos tienen aspectos que pueden ser automatizados. Joanne Song McLaughlin, profesora de economía laboral, sugiere que los trabajos humanos se centrarán más en habilidades interpersonales. Por ejemplo, la IA puede detectar cánceres mejor que los humanos, pero los médicos seguirán siendo necesarios para informar a los pacientes. Los cajeros de banco ahora se centran más en conectarse con los clientes que en contar dinero, tarea automatizada.

Una educación avanzada o un puesto bien remunerado no garantiza protección contra la IA. Los trabajos administrativos están más amenazados que los que requieren destreza física, como conductores de Uber o personal de limpieza. Buscar roles en entornos dinámicos y cambiantes es una buena manera de evitar la pérdida de empleos a causa de la IA, al menos por un tiempo.

Noticia elaborada a partir del artículo original publicado en BBC Mundo

Comparte esta noticia:
Scroll al inicio