Ni el Louvre se ha incendiado ni ha aparecido un pulpo gigante en la playa. Así puedes detectar imágenes hechas con IA

Comparte esta noticia:

La inteligencia artificial está alcanzando un ritmo de evolución impresionante. Creación de imágenes hiperrealistas, vídeos generados desde cero, doblaje de voces de personas… Todo esto ha creado una tendencia en redes sociales como TikTok o X de noticias, vídeos e imágenes que parecen difíciles de creer pero que, al ser tan realistas, terminan siendo creídas por miles de personas. Algunos ejemplos son que Estados Unidos ha soltado cocodrilos en un río para evitar la entrada de inmigrantes, o que el museo del Louvre de París ha sufrido un incendio.

Un uso cada vez mayor de imágenes generadas por IA está presente en las apps de nuestro iPhone. Con cada vez más modelos de lenguaje disponibles, el uso de imágenes generadas por IA va en aumento. Las principales empresas tecnológicas del mundo son conscientes de este riesgo, y por ejemplo, Instagram ya te alerta si una imagen que se ha publicado se ha generado a través de la inteligencia artificial.

Apple, tras el lanzamiento de Apple Intelligence, ha decidido que todas las imágenes que creará no serán realistas y obedecerán a tres tipos: animación, ilustración o boceto. De esta forma, como mucho, se podrán asemejar a una ilustración que haya podido realizar una persona, pero nunca a una imagen real que pueda confundir a los usuarios.

La generación de imágenes por IA también ha afectado a procesos de selección de trabajos, contrataciones… Porque ahora un diseñador se enfrenta con personas que simplemente han creado un diseño con cualquier herramienta de inteligencia artificial. Tanto es así que ha habido polémicas en ayuntamientos por escoger logos y diseños creados con IA mientras que han rechazado otros con un trabajo personal y dedicado detrás.

El sentido común podría ser lo primero que se nos viene a la cabeza para detectar una imagen creada por inteligencia artificial. Sin embargo, muchas veces la realidad supera la ficción. Aun así, hay aspectos en los que la IA “falla” y nos tiene que hacer sospechar.

Fíjate en las manos de una persona; la IA generalmente no consigue unos dedos naturales e incluso puede añadir alguno de más. El brillo de los ojos, y es que la mirada es algo único en cada persona. La expresión, el color, la forma… La inteligencia artificial no suele generar expresiones en esta parte de la cara y el resultado es una imagen extraña. El tono de la piel o las arrugas también son un buen indicativo para detectar una imagen falsa.

Para verificar una noticia, saber si tus alumnos están “haciendo trampa”. Puede haber muchas situaciones para querer saber si una imagen se ha generado por IA. En internet existen varias páginas que son capaces de detectar con alta probabilidad si una imagen es real o no. Su funcionamiento es muy sencillo, por lo que son compatibles con el iPhone, iPad, Mac o cualquier otro sistema operativo.

Noticia elaborada a partir del artículo original publicado en Applesfera.

Comparte esta noticia:
Scroll al inicio
Verificado por MonsterInsights