Ni Madrid ni Barcelona: multinacional española busca 200 expertos en IA para trabajar en Salamanca

Comparte esta noticia:

Global Exchange, uno de los líderes mundiales en cambio de divisa en aeropuertos, ha abierto en la capital salmantina un centro tecnológico que acogerá a 200 expertos en inteligencia artificial, cloud y ‘big data’.

Ni Madrid, ni Barcelona, ni Valencia, ni Málaga… El lugar elegido por la multinacional española Global Exchange, la segunda mayor empresa de intercambio de divisas del mundo, para abrir su nuevo centro tecnológico es una capital de provincia de la España interior alejada de los focos: Salamanca.

Allí, el grupo acaba de inaugurar un moderno edificio de 5.000 metros cuadrados, en el que han invertido 3,1 millones de euros, que tiene poco que envidiar a las oficinas de las grandes empresas tecnológicas estadounidenses. “Tenemos gimnasio, pista de pádel, barbacoa y zona de picnic”, cuenta por videollamada Manuel Martín, CIO de Global Exchange y director de GETD (Global Exchange Tecnologías Digitales), el área que aglutina toda la actividad tecnológica de la compañía y que ocupará las recién estrenadas instalaciones.

Este ingeniero informático madrileño, ex de Indra, aterrizó en Salamanca en 2011 para dirigir el centro de desarrollo que tiene ubicado allí la consultora española. Quedó tan encantado con la ciudad y su calidad de vida que no dudó cuando en 2019 le ofrecieron la oportunidad de convertirse en el director de tecnología de Global Exchange. “Yo tardo cinco minutos de la puerta de casa a la oficina. Tienes que hacer cualquier trámite y puedes ir andando. Además tienes Madrid a una hora y pico en tren”, explica.

Como directivo de una de las empresas más icónicas de Salamanca, donde Global Exchange tiene su sede desde que se fundó en 1996, Martín se ha convertido en un destacado patrocinador de la urbe y de su poco conocido sector tecnológico. “Hay 4.000 personas trabajando actualmente en tecnología en Salamanca en empresas como NTTData, HPE o Indra. Hay un colectivo de pymes que trabajan en realidad aumentada y realidad virtual. Dos universidades con carreras en informática, matemáticas y físicas. Centros de formación profesional…”, enumera.

Un ecosistema que hace que empresas como Global Exchange no tengan que salir fuera a contratar. “El 85% de nuestra plantilla es de Salamanca o de ciudades limítrofes”, señala el CIO. De las 200 personas que está preparado para acoger el nuevo edificio, Global Exchange ha ocupado ya la mitad con expertos en áreas como la inteligencia artificial, la ciberseguridad, el big data, la computación en la nube y la arquitectura de sistemas y aplicaciones.

Su plan es seguir contratando talento local a medida que la empresa siga creciendo aunque, reconoce, cada vez es más complicado debido a la expansión del trabajo a distancia. “El teletrabajo ha hecho mucho daño a una ciudad como Salamanca porque ahora competimos con Madrid, Barcelona o Málaga que tienen más oferta y mejores salarios”, asegura. “Ahora nuestro foco principal y lo que más nos está costando encontrar son desarrolladores porque no quieren ir a la oficina. Si tuviéramos 100% teletrabajo ya habríamos cubierto las vacantes”, subraya.

Otro problema con el que se encuentran a la hora de incorporar talento es que poca gente conoce las tripas de Global Exchange. “No hemos sido capaces de dar a conocer todo lo que hacemos en tecnología. Cuando vamos a contratar a gente senior no encuentra información sobre tecnología, sino sobre la actividad de la empresa. A lo mejor han visto una oficina de divisas en algún aeropuerto y con eso se quedan. Y esto es un problema porque las nuevas generaciones quieren trabajar en un entorno tecnológico”, señala.

Pese a las dificultades, Martín está satisfecho: la rotación de la plantilla ha caído a apenas un 1% y cada vez llegan más currículos a las oficinas de profesionales de la tecnología interesados en trabajar en la compañía. “Hay pocas empresas en Castilla y León que ofrezcan un atractivo como el nuestro”, sostiene. Global Exchange destina entre 2 y 3 millones de euros a inversiones en tecnología.

Presente en 27 países de los cinco continentes y con una red de más de 380 oficinas distribuidas en 68 aeropuertos internacionales, el equipo tecnológico de Global Exchange, asegura Martín, juega un papel crucial en la actividad de la compañía. “Todos los negocios de Global Exchange tienen una plataforma tecnológica común muy potente que desarrollamos internamente y que da servicio a 12 millones de clientes. Tenemos una cultura de hacerlo todo en casa que no es fácil de encontrar hoy en día”, sostiene el directivo.

La plantilla de GETD se encarga de todo: desde el diseño y la implementación de la arquitectura del software hasta el desarrollo de las aplicaciones y la gestión y el mantenimiento de los sistemas. También de la ciberseguridad, un área crítica para una compañía que recibe más de 1.000 ataques al día de ciberdelincuentes.

“No hay muchos perfiles en el mundo que conozcan cómo funciona este sector”, asegura el directivo. “Con equipos propios que conocen bien el negocio es mucho más rápido trabajar. No podríamos hacerlo subcontratando ese conocimiento”, agrega.

Un área en el que la compañía está acelerando es en la integración de la inteligencia artificial en el negocio, explica el CIO. Global Exchange utiliza modelos de aprendizaje automático para la optimización de la gestión de las oficinas programando las aperturas de sus oficinas, el stock de monedas con que han de contar y los turnos de sus empleados basándose en informaciones como horarios y frecuencias de los vuelos.

También han empezado a trabajar con modelos de IA generativa incorporando, por ejemplo, asistentes de código a sus equipos de desarrollo lo que les ha permitido aumentar en un 30% la productividad en el último año. Otro caso de uso de la IA es el análisis de documentos. “Le introducimos pliegos de aeropuertos, los traduce al español y le puedes preguntar: te dice en qué página está lo que estás buscando o te resume las condiciones… la gente trabaja mucho más rápido. Antes podía tardar una semana y todo eso lo acelera el asistente”, concluye Martín.

Noticia elaborada a partir del artículo original publicado en Expansión

Comparte esta noticia:
Scroll al inicio
Verificado por MonsterInsights