Films sobre IA que vuelven ahora con renovada vigencia

Comparte esta noticia:
Films sobre IA que vuelven ahora con renovada vigencia
Artículo de opinión de Ernest Companys

A medida que leo las constantes novedades sobre IA -muchas prometiendo grandes beneficios, y seguramente muchas más avisando sobre sus riesgos y amenazas- no puedo evitar que vengan a mi mente pasajes de películas memorables de ciencia ficción que ya me marcaron en su momento, pero que ahora las veo sorprendentemente actuales y cada vez más verosímiles y cercanas a nuestra realidad actual.

Miré por Internet y vi que en realidad hay centenares de películas que giran alrededor de IA o robots humanoides (creciendo exponencialmente cada año) pero quisiera contaros hoy aquí las que a mí me dejaron más huella, confiando en que compartáis recuerdos similares conmigo, o animándoos a verlas si aún no lo hicísteis:

Her: En 2013 sonaba ya a distopía inquietante, y lo era especialmente porqué ya veíamos que el mundo iba en esa dirección, aunque seguramente no esperábamos estar hoy tan cerca de ello… Hoy tenemos ya conversaciones ‘interesantes’ con las máquinas; primero por chat, ahora ya verbalmente también, y a la velocidad que evoluciona Whisper y similares, en dos días me veo ahí! Y no sé vosotros pero yo ya uso cotidianamente ChatGPT o Luzia como mis asistentes personales, de momento para temas prácticos o consultas expertas de conocimiento, pero a ratos me divierto también probando con temas más profundos, existenciales incluso, y no dejan de sorprenderme. Empiezan incluso a aparecer los primeros bots ya especializados en combatir la soledad no deseada, o en dar soporte psicológico. ¡Estamos ahí!

Blade Runner: se empieza a hablar en serio de posibles detecciones de autoconsciencia y sentimientos en algunas IAs (hace unos días en Claude 3, sin ir más lejos) Y hay sin duda un gran debate sobre el tema: algunos están convencidos de que nunca una màquina llegará a esos estadios, pero yo no me atrevería a afirmar nada categóricamente, por si acaso. (de momento los que decían que nunca llegarían a ser ‘creativas’ ya han tenido que aceptar la realidad -y no hablo solo de escritura, imágenes, o música sino por ejemplo las nuevas estrategias de juego creadas por máquinas en el Go o el ajedrez)

2001 una odisea en el espacio: salió en 1968 y aún el hombre no había llegado a la luna… pero ¡qué sorprendentemente acertados son muchos de los detalles plasmados en la película por Stanley Kubrick! Y aunque estaremos de acuerdo en que el film trata otros temas de forma extraordinaria, me viene a menudo a la memoria recientemente el magnífico pasaje en que HAL 9000 se desvía de lo que la tripulación esperaría. Los diálogos son espectaculares, filosóficos diría, y cobran ahora una renovada actualidad cuando nos imaginamos dejando a las máquinas ayudarnos en tareas delicadas y permitiéndoles tomar decisiones por su cuenta. ¡Estamos ahí!

Luego tenemos otras memorables distopías catastrofistas como Matrix o Terminator (veremos…), avisos de peligro como Juegos de guerra, y muchas que invitan a la reflexión existencial como AI, Ex-machina o EVA.

Yo robot: que aunque inspirada en los cuentos de robots de Isaac Asimov cuenta una historia sustancialmente distinta firmada por Spielberg, y francamente inquietante… ¿podría ser que la humanidad pudiera estar mejor gestionada/gobernada por una IA que por los propios humanos? Ya sé que suena a locura, pero dejadme plantearos una pequeña travesura: ¿No preferiríais poner al frente de Rusia una IA programada con valores fundamentales consensuados como los derechos humanos y el bien común de la población, sustituyendo a Putin? (y ya puestos, en EEUU en lugar de Trump!) Hoy es más evidente que nunca que no somos muy buenos cuidando de nosotros mismos como especie, o del resto del planeta…

Y una más, Wall-e: esta divertida comedia de animación del 2008 para todos los públicos es más profunda de lo que parece, y contiene ideas que realmente te hacen pensar. Pero entre muchas, me viene a la mente ahora contínuamente la imagen de los humanos flotando por el espacio y sin tener que trabajar o esforzarse por nada, atrofiados sus músculos y su intelecto, pues ya no necesitan usarlo mucho… Pues amigos, empezamos con las calculadoras (y ya no calculamos), luego llegó Google maps (y ya casi no sabemos movernos sin él) y ahora con estos nuevos asistentes podemos poco a poco dejar de memorizar, o quizás incluso pensar (en la película las personas pasan todo el tiempo mirando series y programas de entretenimiento en sus pantallas, y aunque aquí no había llegado aún Netflix o Instagram, fijaros hoy donde estamos)

Solo añadir que si bien empecé dejando claro que se trata de películas de Ciencia Ficción, la novedad es que cada vez más nuestras vidas se acercan a esas historias, y para mi sorpresa ya no las veo como ejercicios de imaginación y fantasía, sino como tratados reales para reflexionar sobre nuestro presente y futuro frente a esta nueva (o inminente) realidad. Os animo a revisitarlas si ya las vísteis, y a descubrirlas sin duda, si nunca las llegásteis a ver.

Comparte esta noticia:

Films sobre IA que vuelven ahora con renovada vigencia

Scroll al inicio